Posteado por: consultor2009 | 11 noviembre 2012

Cofinanciación


La filosofía implícita en la regulación de la formación bonificada pretende estimular el compromiso de las empresas para cofinanciar las acciones formativas en las que participen sus trabajadores. De ese esfuerzo sólo quedan liberadas las empresas de 1 a 9 trabajadores. La normativa de referencia establece, pues,  la obligación que tienen estas  empresas de cofinanciar las acciones formativas en un porcentaje que está relacionado con su plantilla media.  A mayor número, mayor será el porcentaje.

¿Cómo cumplen las empresas con el compromiso de cofinanciación? Es la pregunta que se formulan muchas personas concernidas en la gestión de la formación bonificada.

En la práctica habitual se puede gestionar de dos formas:

  • una, bonificándose por el total de la factura recibida del centro de formación o entidad organizadora, menos el porcentaje de cofinanciación que le corresponda  a cada empresa, según su plantilla media (10%, 20%, 40%);
  • dos, permitiendo que el trabajador reciba la formación dentro de su jornada laboral, al menos, en ese porcentaje comprometido. Haré alguna explicación complementaria.

En primer lugar hay que tener presente a la hora de calcular la cofinanciación que los costes totales de una acción formativa están formados por:

a) costes directos o de impartición, que son bonificables,

b) costes de organización, también bonificables,

c) y costes salariales de los trabajadores formados en su jornada de trabajo que no son bonificables pero sí cuentan a la hora de determinar el coste total de la acción formativa. Y también sirven para cumplir con el requisito de la cofinanciación privada.

De manera que costes de impartición y costes de organización son costes bonificables mientras que los costes salariales, no. No son bonificables pero sí suman a la hora de calcular el coste total de una acción formativa.

¿Cómo se cuantificarán los costes salariales? Cada trabajador supone para la empresa un coste en función de su grupo de cotización, etc.  Calculamos el coste por hora y la cantidad resultante la multiplicamos por las horas que el trabajador ha dedicado a recibir  formación. El coste salarial es un dato que necesariamente nos tiene que facilitar la asesoría laboral de cada empresa.

Los costes totales de una acción formativa, por lo tanto son: a) + b) + c). De la cantidad resultante es de donde calcularemos el correspondiente porcentaje de cofinanciación que debe estar en el nivel exigido a cada empresa.

¿Qué ocurre si la formación se ha llevado a cabo fuera de la jornada de trabajo? Entonces, aquellas empresas con compromiso de cofinanciación tendrán que bonificarse por un importe inferior a la factura, en un porcentaje que debe coincidir, como mínimo, con el compromiso asumido. Por ejemplo, si una empresa recibe una factura por la formación de sus trabajadores por importe de 350 euros, se bonificará por 350-10% (si es ese el porcentaje que tiene obligación de cumplir) 350-35=315. Atenderá el pago de la factura por 350 euros y se bonificará 315 euros. La diferencia corresponde a su aportación privada o cofinanciación.

Estas son, pues, las opciones para que las empresas que se van a bonificar la formación cofinancien las acciones formativas: o permitiendo que el trabajador se forme dentro de su jornada laboral al menos en el porcentaje exigido,  o bonificándose por una cantidad inferior al total del coste de la formación.

¿Hay alguna opción en la que la empresa se pueda bonificar una formación que su trabajador ha cursado fuera de la jornada laboral? Sí, la hay, pero para ello tendrá, o bien que compensarle con el pago de horas extras o con horas libres. 


Responses

  1. Las empresas participarán con sus propios recursos en la financiación de la formación continua que desarrollen a favor de sus trabajadores, según los porcentajes mínimos que, sobre el coste total de la formación, establece la O.M. TAS 2307/2007, de 27 de julio.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La filosofía implícita en la regulación de la formación bonificada pretende estimular el compromiso de las empresas para cofinanciar las acciones formativas en las que participen sus trabajadores. De ese esfuerzo sólo qu……


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: